Ser al 2018 un Instituto de Educación Superior Pedagógico acreditado en la formación de sacerdotes-docentes de calidad, con valores éticos, competentes y eficientes, comprometidos con el desarrollo de la Iglesia, de la sociedad y del Estado desde los principios de la educación cristiana utilizando los avances científicos y tecnológicos.